4 señales que te harán pensar seriamente en cambiar de guardería

cambiar-de-guarderia

Aunque como padres muchas veces buscamos darle la mayor estabilidad a nuestros pequeños, hay ocasiones en las que es necesario modificar sus rutinas, en especial cuando vemos que algo puede frenar su desarrollo o mermar nuestra calidad de vida. En este post te compartimos algunas de las señales que indican que tal vez te convenga cambiar de guardería.

  1. Tu hijo no está contento. Ésta es una de las razones más importantes al considerar cambiar de guardería. Tu pequeño mostrará algunos síntomas si le cuesta trabajo adaptarse a las instalaciones, sus compañeros o los cuidadores. Ante todas estas circunstancias es importante mostrarnos comprensivos, hablar con ellos de sus sentimientos y evitar frases del tipo “ya estás grande para esto”. Podemos darles una ventana de tiempo para que se adapten a la guardería pero si nuestra intuición nos dice que no están felices, es hora de reconsiderar opciones. Presta atención si:
    • Se muestra más dependiente de ti cuando lo recoges
    • Su carácter cambia, como estar de mal humor o triste
    • Hay retrocesos en su desarrollo: se hace pipí por las noches, se vuelve a chupar el pulgar, pide el biberón o el chupón cuando ya lo había dejado, etc.
    • Tiene problemas para dormir
  1. Queda lejos de tu casa / trabajo. Esto no solamente te dará calidad de vida al acortar los tiempos de traslado y darte tiempo para desayunar y organizar mejor tu día, sino que es fundamental en temas de seguridad para que en caso de cualquier emergencia, estés cerca de tu bebé. Una ventaja de que la guardería esté cerca de tu casa es que si vives con otros familiares, ellos podrán estar al pendiente; pero si no es tu caso, tal vez te convenga encontrar alguna cercana a tu lugar de trabajo.
  2. Los horarios son insatisfactorios. De acuerdo con un sondeo realizado por la Profeco, el 38% de las guarderías tiene un horario menor a 9 horas, por lo que no cubren las necesidades de los padres que trabajan tiempo completo. En Rootland estamos conscientes de esta problemática, por lo que ofrecemos tiempo extendido: 12 horas de disponibilidad, L-V de 7:30 am a 7:30 pm.
  3. El modelo educativo no es de tu agrado. Aunque la SEP ha tenido la intención de estandarizar y establecer requerimientos mínimos para lo que se conoce como educación inicial, lo cierto es que cada guardería opera con una metodología y filosofía propia. Así, de acuerdo con la Profeco, se estima que el 59% de las instituciones tanto públicas como privadas cumplen con los lineamientos mínimos requeridos por la SEP. Otros métodos como el Montessori, constructivista o integral se emplean con menor frecuencia. Pero incluso hay un pequeño porcentaje de guarderías que no tienen método alguno. Te recomendamos que antes de elegir una guardería conozcas el esquema teórico con base en el cual educarán y cuidarán de tu pequeño.

Si estás pensando en cambiar de guardería te invitamos a conocernos, visita nuestras instalaciones y descubre las ventajas de nuestra propuesta educativa, inspirada en el Creative Curriculum: un plan de estudios exhaustivo basado en la investigación que presenta la exploración y el descubrimiento como una forma de aprendizaje. Escríbenos a [email protected] o llámanos al (55) 5211 7315.

Leave Your Reply