¿Qué valor aportan las nuevas metodologías educativas?

La innovación en el ámbito pedagógico y de aprendizaje es esencial para elevar los estándares educativos, así como preparar a las nuevas generaciones para que puedan enfrentar los retos que se presentan en su vida diaria y en su trayecto formativo escolar.

 

De acuerdo con la fundación WAE, innovar implica orientar acciones preexistentes a nuevas circunstancia para tener una forma diferente de percibir y acercarse a los problemas. Es por ello que modelos y metodologías actuales tienen su fundamento en teorías y estudios de profesionales reconocidos en el pasado, pero se complementan observando el contexto actual.

 

El modelo educativo de Rootland, por ejemplo, fue creado para asegurar el crecimiento pleno de los bebés en un lugar cercano a los corporativos, ya que en la actualidad es muy importante para los padres seguir desarrollándose profesionalmente.

 

Así mismo, se basa en The Creative Curriculum from zero to three, que logra concretar conceptos de diversos autores en una sola estructura. Así, se busca un entorno libre de peligro en donde los niños puedan encontrar un sentido de pertenencia (Abraham Maslow); se desarrolla la confianza para que el niño sea autónomo (Erik Eriksson); se presta atención a las ideas y el pensamiento emocional (Stanley Greenspan); y se fomentan las relaciones continuas y estimulantes (Terry Brazelton).

 

Además, Rootland complementa su metodología con el Modelo de Atención con Enfoque Integral para la Educación Inicial de la Secretaría de Educación Pública, cuyo objetivo principal es desarrollar su autoestima, su resiliencia, su habilidad para socializar, y fortalecer su capacidad para aprender.

 

De esta manera se toman las mejores prácticas para integrarlas en un sólo sistema educativo que asegure una crianza en armonía, inteligente y responsable.

 

¿Cuál es la diferencia con el modelo tradicional?

 

Además de atender el desarrollo de los niños desde diferentes perspectivas, busca destacar la individualidad de cada uno, prestando atención en lo que los hace especiales, lo que es importante sobre todo en los primeros años de vida, ya que de acuerdo a varios estudios científicos, entre los 0 y 3 años edad, el cerebro humano desarrolla la gran mayoría de sus neuronas y aprende con mayor facilidad.

 

Si buscas un lugar seguro que ofrezca atención especializada y ayude a tu bebé a desarrollar sus habilidades físicas, intelectuales y emocionales, Rootland Corporate Daycare puede ser la mejor opción. Consulta a detalle nuestra metodología de enseñanza, escríbenos por correo electrónico a [email protected] o llámanos al (55) 5662 7245.