¿Para​ ​qué​ ​sirve​ ​la​ ​estimulación​ ​temprana?

La primera etapa de la vida de un bebé es muy importante para formar las bases sobre las cuales se cimentará el aprendizaje del resto de su vida, pues de los 0 a los 5 años de edad es cuando más estímulos recibirá por primera vez. Acostumbrarse a la luz, a los sonidos habituales del hogar, los sonidos de la naturaleza, de la calle, la textura de una manta de algodón o la sensación del sol sobre su piel.

 

No sólo sus sentidos estarán trabajando todo el tiempo, sino que su cerebro también lo hará. De acuerdo con los especialistas, esta etapa de la vida es en la que más conexiones neuronales se producen , de manera que el cerebro de un bebé recién nacido, que representa el 20% del tamaño del cerebro de un adulto, puede pasar a representar el 80% en sólo dos años.

 

Ya que se trata de un periodo en el que tu bebé se encuentra en condiciones de recibir e interpretar un sin fin de información a través de sus sentidos, al darle estimulación temprana lo ayudarás a desarrollar al máximo su potencial físico, intelectual y emotivo sin forzarlo, al contrario, creando un vínculo de comodidad y afecto en el que descubrirá el mundo a través del juego.

 

¿Qué es la estimulación temprana?

 

Consiste en una serie de actividades centradas en la estimulación de los sentidos que no sólo ayudan al bebé a fortalecer su cuerpo, sino que lo impulsan a desarrollar sus habilidades cognitivas, sociales y conductuales, agilizando su adaptación al entorno.

 

La estimulación temprana se centra en cuatro bloques principales:

 

Motor grueso: Se refiere a los movimientos que requieren gran parte del cuerpo, brazos y piernas.

Motor​ ​fino:​ Se enfoca en los movimientos precisos de las manos y dedos.

Lenguaje:​ Desarrolla la capacidad de comunicarse y, más adelante, de hablar.

Socio-afectivo: Se centra en la habilidad de relacionarse con los demás, expresar sentimientos y emociones.

 

Es importante que la estimulación se realice desde el nacimiento hasta los 6 años de edad por parte de los padres y las personas más cercanas que se encargan del cuidado del bebé. Por tal motivo, una guardería que incluya actividades de estimulación temprana es importante para el crecimiento óptimo de tu bebé.

 

Rootland cuenta con un modelo educativo basado en The Creative Curriculum, un programa integral y apropiado para el desarrollo de tu bebé en el que se fomenta la estimulación infantil para desarrollar sus habilidades motoras, crear una relación de confianza con cada niño, invitar a la exploración de nuevas sensaciones, y conocer diferentes texturas, aromas y sonidos.

 

Si quieres conocer más sobre nuestro sistema de cuidado y ver a detalle nuestra metodología de enseñanza, escríbenos por correo electrónico a [email protected] o llámanos al (55) 5662 7245. ​¡Te ayudamos a que tu bebé crezca feliz y desarrolle al máximo sus habilidades!